martes, 17 de mayo de 2022

Matar a la madre


NOTA DE PRENSA:

Marc Montijano, en su último trabajo, Matar a la madre, vuelve a visibilizar la violencia contra las mujeres.

El último trabajo del artista Marc Montijano, titulado Matar a la madre, reflexiona sobre la violencia vicaria. Es decir, aquella violencia que tiene como objetivo dañar a la mujer a través de sus seres queridos, especialmente sus hijos. Con ello lo que se quiere conseguir es causar un dolor extremo a la madre, aunque no se la asesine directamente, de alguna manera la mata.

En su performance, Montijano se centra en la ausencia y el desgarro de la madre, un tema extremadamente duro que aborda desde una óptica íntima. La acción indaga en el sentimiento de soledad y de pérdida que va mucho más allá del plano físico. Creando un clima con una fuerte carga psicológica, en el que explora el vació a través de una madre, que sentada en una mecedora, abraza el aire ante la ausencia de su hijo arrebatado. Mientras, completado el ambiente, se interpretaba una nana, en directo durante la performance.

El asesinato de los hijos, para dañar a la madre, es una de las formas más retorcidas y malvadas de la violencia de género. El artista bucea en la figura de la madre y sus sentimientos de ausencia y profundo vacío. En esta acción ha puesto el foco en las emociones de la madre, indagando en esa herida abierta que sabe que nunca va a cerrar.

La violencia de género es un tema que el artista ha trabajado en varias ocasiones, como en la performance De cuerpo presente realizada en Madrid en 2018 o Invisibles en el CAC Málaga en 2010. E incluso el proyecto Metamorfosis, que es la base de su característico universo, surge por una performance en apoyo a las mujeres víctimas de violencia hacia la mujer.

Sobre la performance Marc Montijano ha indicado:

“La violencia que se ejerce contra la mujer es un problema de toda la sociedad, aunque la sufran las mujeres, por eso creo que las soluciones no serán efectivas si se quedan exclusivamente en el núcleo femenino, la lucha debe ser global. Los hombres son los causantes de este mal, son los que deben cambiar. Y por eso es importante que seamos partícipes, que nos impliquemos y visibilicemos el problema, para operar un cambio en la mentalidad masculina.

Entiendo mi papel como observador de la sociedad, retrato nuestro tiempo con todos sus demonios. Creo en el arte como herramienta social, para dar visibilidad a diversas problemáticas, invitar a pensar y, con suerte, sembrar ideas y generar cambios”.

La performance Matar a la madre tuvo lugar el 15 de mayo de 2022 en el Laboratorio de Performance en Villanueva del Rosario, Málaga, España. Un nuevo espacio dedicado a la creación e investigación sobre el arte de acción.

jueves, 10 de febrero de 2022

Laboratorio de performance un espacio de creación, experimentación e investigación sobre el arte de acción



NOTA DE PRENSA DEL PROYECTO:

Nace en Málaga el Laboratorio de performance un espacio de creación, experimentación e investigación sobre el arte de acción

El Laboratorio de Performance es un espacio de creación e investigación sobre el arte de acción, dirigido por el artista Marc Montijano. El Laboratorio se encuentra en el centro de Villanueva del Rosario, en la provincia de Málaga, a media hora de la capital y rodeado de un privilegiado entorno natural.

Como ha indicado el director: “El Laboratorio de Performance es un proyecto con una impronta muy personal, llevo más de una década dedicado a la performance, como artista, pero también como investigador y teórico. Sumándole, los últimos años, mi trabajo como profesor de Historia del Arte en la Universidad de Málaga. Desde hace tiempo me apetecía aunar ambas facetas en un único proyecto, sumando teoría y práctica en torno al arte de acción. Por tanto, no es solamente un lugar donde hacer performances, sino que se trata de un concepto mucho más amplio. Es un proyecto a medio camino entre lo experimental y lo académico, en el que jugaremos y experimentaremos con la performance, la investigaremos, la llevaremos a sus extremos y la incentivaremos. Además de un espacio creativo propio, donde a partir de ahora haré muchas de mis performances, invitaremos al Laboratorio a artistas destacados del arte de acción para que desarrollen sus trabajos con nosotros. También crearemos proyectos para otros espacios y haremos talleres de performance. La parte docente será fundamental, quiero generar vivencias en torno a la performance impregnadas de mi especial filosofía, al modo del Marina Abramovic Institute (MAI), un híbrido entre residencia, taller y experiencia vital”.

Planteado como un espacio dinámico y reflexivo, el Laboratorio está pensado para convertirse en un punto fundamental en el circuito internacional de la performance, centro de investigación, punto de reunión de artistas y generador de proyectos en torno a las artes vivas. Ahora se encuentra en su fase inicial, pero sus promotores calculan tenerlo a pleno rendimiento en un par de años.

Junto al artista Marc Montijano, al frente del Laboratorio de performance, se encuentra la gestora cultural malagueña Susana Hermoso-Espinosa. Ambos han colaborado en numerosos proyectos con anterioridad. Ella, nos aclara: “El edifico lo adquirimos en julio, es una antigua casa de pueblo y le queda mucha obra por hacer, pero desde ya el Laboratorio se pone en marcha y comenzaremos a trabajar, a generar proyectos y talleres entorno a la performance. Uno de los primeros objetivos, en el que ya estamos trabajando, es redactar un código deontológico o de buenas prácticas entorno a la performance. Es un sector muy desorganizado y en el que abunda la mala praxis, tanto por parte de las instituciones como de los artistas. Hace falta un marco que guie y proporcione cierta coherencia a esta disciplina para profesionalizarla y evitar abusos. Unos compromisos deontológicos mínimos que pueden ser de utilidad para el sector”.

Definir este proyecto no resulta sencillo, más allá del eje central que es la performance y todo el amplio espectro de las artes vivas. Como explica Marc Montijano: “Es un concepto novedoso, aunque en España existen espacios interesantes sobre performance como el Museo Vostell Malpartida en Cáceres o La Juan Gallery de Madrid, así como proyectos como Acción!MAD o EXCHANGE Live Art de los que pretendemos aprender. Queremos aportar nuestro granito de arena, una mirada original. El Laboratorio de Performance es un laboratorio creativo, un taller, una galería, una residencia, un centro de investigación, una incubadora de proyectos y a la vez no es nada de eso. Es un concepto abierto y muy transversal que gira sobre las artes vivas en sus múltiples facetas”.

Su ubicación tampoco es casual, Villanueva del Rosario se ha convertido en los últimos años en un punto de reunión de artistas y creadores. Un núcleo rural en el que viven o tienen sus talleres artistas como Cristina Savage, Sara Sarabia, Verónica Ruth Frías, Cyro García, Pilar Bandrés, Mimi Ripoll, Omar Janaan o Ignacio del Río, entre otros.

El Laboratorio de Performance se encuentra en C/ Posadas 8, Villanueva del Rosario (Málaga).

www.laboratoriodeperformance.com